¿Por qué hacemos homeschooling católico?

(c) Familia Católica Homeschooler

(c) Familia Católica Homeschooler

Este es un post actualizado del que tenía en Familia Católica:

Un poco de historia…

Dios puso en mi corazón la inquietud de educar a mis hijos en casa desde que mi hijo mayor era prácticamente un bebé, en 1998. En aquel tiempo, viviendo en Estados Unidos, conocí a otras familias que lo hacían y a través de ellas aprendí lo valioso que es y conocí algunos de sus beneficios. ¡Me pareció maravillosa la idea de educar en casa a mis hijos! ¡Y quise eso mismo para mi familia!… 

Mientras mi hijo crecía, fui investigando poco a poco sobre el homeschooling y las opciones disponibles. Y en cuanto vi que mi hijo empezó a mostrar interés por aprender, empecé a buscar material didáctico para enseñarle las letras, los colores, los números… digamos que jugaba a la “escuelita” con él. ¡Le leía mucho! Íbamos a la biblioteca casa semana y sacábamos un buen número de libros acordes a su edad. También empecé a educarlo en la fe, enseñándole sus oraciones y a celebrar los tiempos litúrgicos más importantes, esto nos ayuda a sentirnos parte de nuestra Iglesia Universal.

Cuando regresamos a México, mis dos hijos mayores ya estaban en edad de ir al Kinder y los inscribí en la escuela “Seton Home Study School“. Antes de regresar, investigué las principales escuelas de Homeschooling Católico y fue así como seleccioné esta (la cual recomiendo mucho). Lo que más me gustó fue, que al inscribir a mis hijos, ellos me mandaron todos los libros, planes de estudio y exámenes listos para seguirse. Excelente opción para principiantes.

Al llegar a México, hablé con varias personas en la Secretaría de Educación Pública, para preguntar si podía hacer Homeschooling y la respuesta fue siempre “no” porque no era legal. Para no hacer la historia tan larga, decidimos inscribir a nuestros hijos en las escuelas locales y sólo hice “homeschooling” para educar a mis hijos en la fe.

Eventualmente, Dios nos abrió las puertas para regresar a Estados Unidos, y con esta gran oportunidad, decidí educar a mis hijos en casa (desde el 2005)… Volví a empezar con el currículum de Seton Home Study School y con el tiempo y con la experiencia que adquirí, fui haciendo cambios y ahora hago mi propio programa de estudios.

No ha sido fácil, pero con la gracia de Dios, hemos salido adelante. No creo que educar a tus hijos sea una opción para todos, creo que es un llamado, un estilo de vida, una invitación que Dios nos hace y que si la aceptas, Él te bendice.

En nuestra trayectoria, muchas personas me han preguntado por qué hago homeschooling…

Estas son mis razones:

  •  Por amor a Dios- Creo que Dios tiene un plan perfecto para la familia. Dios nos llama como padres a formar y educar a “sus hijos” para alcanzar el cielo. Por pura gracia, quiero responder a este llamado en este ESTILO de vida. El deseo de mi corazón es que mis hijos sean SANTOS, que conozcan a Dios para que lo puedan amar y servir, que sean hombres y mujeres de fe, que sean sal de la tierra, que sepan que Dios los ama infinitamente y que fueron creados con un propósito… pero sobre todo, que amen a Dios por sobre todas las cosas.
  • Por una vida sacramental  y de oración más intensa Lo mejor que le puedo dar a mis hijos es ¡Jesús mismo en el sacramento de la Eucaristía! Al educarlos en casa, tenemos total libertad de incluir todo lo que considere importante para su alma. Nuestra prioridad es la Santa Misa (lo más frecuente posible); el sacramento de la reconciliación (por lo menos una vez al mes) y la oración diaria. La base de nuestra escuelita es Dios, Él es primero en todo. Nuestra oración diaria es “Señor, ayúdanos a ser buenos, obedientes y aplicados”… pero ésto sólo se logra con su gracia.
  • Para conservar nuestras tradiciones mexicanas y el idioma español- Como familias emigrantes, tenemos el reto de conservar nuestras raíces mexicanas. Te confieso que no es nada fácil. Vivimos en un pueblito en el que hay unas cuantas familias que hablan español. Las oportunidades para mis hijos de practicarlo fuera de la casa son muy pocas. El educarlos en casa, me da la opción de educarlos en forma bilingüe y de visitar a nuestras familias por varias semanas a la vez cuando viajamos a México. Me interesa que mis hijos no sólo sepan hablar español, sino que lo sepan leer y escribir lo mejor posible.
  • Por la inmensa FLEXIBILIDAD que nos da el homeschooling de viajar, tener excursiones, reunirnos con otras familias que comparten nuestros mismo valores, tener nuestro propio calendario, decidir nuestro propio currículum, decidir el método de enseñanza, tener el ritmo que cada uno de mis hijos necesite, etc., etc., etc. ¡La flexibilidad es uno de las grandes ventajas del homeschooling!
  • Por una sana socialización La mayoría de la gente que no conoce el homeschooling, piensa que los niños no aprenden a “socializar” cuando se educan en casa.  Todo un tema a discutir en otro post… pero por ahora, sólo quiero darte mi testimonio: nosotros como padres, queremos ser los principales formadores de nuestros hijos de acuerdo a nuestra fe católica, queremos ser un ejemplo para ellos (¡vaya reto!). Esto implica que en el día a día, constantemente estamos hablando y tratando de modelar el ser servicial, el ser caritativo, el saber  perdonar y pedir perdón, el hacer las cosas por amor, el no tener miedo, el saber cómo hablar con respecto, el ser responsable, el ser humilde,el saber aprovechar el tiempo, el encomendarse a Dios y ofrecerle nuestro día… también buscamos oportunidades de servicio en la parroquia, en la Iglesia, en nuestro barrio, en nuestra familia, etc., para que pongan en práctica los dones que Dios les da. No queremos que la sociedad influya en nuestros hijos, queremos que “ellos INFLUYAN EN LA SOCIEDAD” para la mayor gloria de Dios.
  • Por las múltiples oportunidades de diálogo con mis hijos. Durante el día, no sólo hablamos sobre cosas de la escuela. También hablamos de todo lo que pasa en nuestra sociedad, política, iglesia, entretenimiento, noticias, etc. Especialmente, durante la comida, tenemos la oportunidad de “explicar”, “aclarar”, “enseñar” cualquier duda o situación que no entienden. Cuando mi esposo llega a comer, siempre les pregunta cómo les ha ido y qué han aprendido, y de ahí, nunca falta tema de conversación. Lo que mi esposo y yo queremos es que nuestros hijos se sientan seguros de que pueden contar con nosotros y de que siempre les vamos a decir la verdad a cualquier pregunta que tengan. Al platicar con ellos de casi cualquier cosa (según su edad), nosotros como papás sabemos en dónde se encuentran y en qué necesitan ayuda. También buscamos salir uno a uno con cada uno de ellos para apoyarlos en su formación personal.
  • Por un ambiente sin presiones sociales ¡Esto es una gran bendición! Mis hijos no tienen la presión de tener cuenta de Facebook, o de tener el celular de moda, de tener ropa de marca, de escuchar tal música, o de ver tal o cual programa de televisión, revista o película…  En fin, si tú tienes a tus hijos en la escuela, sabes a lo que me refiero. Y no se diga si los hijos son adolescente… lo único que veo es que las niñas ya no parecen niñas, sino señoritas (por el maquillaje y la ropa que usan), además de que ya quieren tener novio a edad muy temprana. No, nosotros no queremos eso para nuestros hijos. Nosotros queremos que CONSERVEN SU INOCENCIA lo más que se pueda.
  • Algunos extras- Y en cuanto a lo práctico, nosotros no tenemos que levantarnos de madrugada, ni preparar lunches, ni nos exponemos a tantas enfermedades, ni tenemos que lidiar con malos maestros, o malos alumnos, o de que etiqueten a nuestros hijos, o les den apodos humillantes, o con “bullies”… y tampoco dejamos de ver a nuestros hijos por 8 horas o más al día.

Cada año aprendemos y nos ajustamos a diferentes necesidades. Cada año tiene sus retos. Al principio, en muchas ocasiones quise “tirar la toalla”, sentí que no era capaz de hacer un buen trabajo, pensé que no lograría que mis hijos me respetaran como maestra, que les ayudaría a aprender cosas que ni yo misma sabía o recordaba… pero gracias a Dios, aprendí a tiempo que los dos primeros años son los más difíciles y que todo lo que experimentaba era normal.

Con el apoyo de mi esposo, y sobre todo con la gracia de Dios, hemos podido llegar hasta aquí.  También me han preguntado hasta cuándo lo seguiré haciendo y la respuesta es: no sé… Nosotros planeamos un año a la vez… aunque yo por mí, estoy dispuesta a hacerlo hasta que todos terminen la preparatoria.

¡Todo para su mayor gloria!

Xhonané

12 Respuestas a “¿Por qué hacemos homeschooling católico?

  1. Oh!! Xhonané esta entrada me ha llenado el alma y hay una frase que enmarcaría en un cuadro y la colgaría del salón de la casa: “No queremos que la sociedad influya en nuestros hijos, queremos que ellos influyan en la sociedad para la mayor gloria de Dios”.
    Me encantó tu blog y de los vídeos ya hablaremos ja,ja…Mis niños se “deprimieron”, decían mira mamá todo lo que hacen los niños de Xhonané

    • ¡Querida Paloma! ¡Pero por qué dices eso de que tus hijos se deprimieron!! ¡No porfavor!! Diles que esto es la maravilla del homeschooling: que cada familia puede organizarse de la manera que mejor les parezca y funcione!! Yo sé que lo que uds hacen es lo mejor para tus hijos!!
      Y sobre lo otro, qué bueno que podamos compartir estos mismos sentimientos, porque cada vez más siento la urgencia de hacer todo lo que esté en mis manos, encomendada a Dios y con su gracia, a educarlos como católicos fuertes y comprometidos. ¡Esa es mi esperanza!!
      Un abrazo y ojalá algún día tus chiquitos vengan a visitarnos!!

      • Es una broma Xhonané, nos encantaron los dos vídeos, he puesto en mi blog un post sobre el de organización pues me pareció muy útil (para el año que viene) Ellos se irían ya contigo, pero aún son muy pequeños….Se acuerdan mucho de ti. Besitos.

      • Ay qué susto me has dado!!! Ya te contesto en tu blog!!! un beso!

  2. Me identifico tanto con lo que escribes!! Yo también sentí ese llamado, y no sé ni cómo, pero tengo Fe en que si es una tarea que Dios me encarga, Él me dará lo necesario para lograrlo.
    Nosotros estamos en México, así que como dices, lo que hacemos es “ilegal” o por lo menos estamos en el limbo legal, porque tampoco es que esté prohibido. Aunque a veces mi propia familia me hace sentir que estoy cometiendo un crimen.
    Gracias por compartir tu experiencia, que Dios les siga llenando de bendiciones!

    • ¡Mucho ánimo Laila! Espero poder apoyarte a tí y a tantas mamás que están en tu misma situación. Yo sé lo que es estar así y por eso Dios me ha dado este gran deseo de ayudarlas : )
      Sólo necesito paciencia, pues hay tanto que quiero hacer!!! Me encomiendo a tus oraciones!!!

    • hola Laila!! porfavor soy una madre de familia que vive en Mexico. y me gustaría informarme mejor. Porfavor dime donde puedo informarme. Muchas gracias!!!

      • Querida Mariana! Gracias por tu mensaje!! Soy Xhonané, no había estado activa en el blog desde hace como un mes, te pido una disculpa!!
        De dónde eres? Cómo te podemos ayudar?

      • Hola Xhonane!! Soy de Guasave, Sinaloa. Nunca he oido que alguien de aqui hiciera esto de homeschooling. No se si pueda hacerlo pues tengo 4 niños en colegio y 2 bebes…. y no se como empezar… uno esta en 1 de kinder otra en 2kinder, 1ro primaria, 3ro primaria y 6to primaria. Crees que se pueda?? Y debo contratar maestros?? Gracias!!

      • Hola Mariana!!! Qué bueno que quieras hacer homeschooling católico!! Una decisión como esta es muy importante porque literalmente te cambiaría tu estilo de vida. Hay muchas cosas que considerar, orar, platicar con tu esposo, ver tus recursos, tu tiempo… hay que leer mucho al respecto, hablar con otras familias, etc.
        Es casi, casi como un llamado que Dios nos hace, porque no es fácil, pero que lo podemos hacer con la gracia de DIos y nuestra fe y esperanza en él. Es importante que tú y tu esposo estén de acuerdo, que tengan claro qué tipo de familia quieren ser, cómo quieren educar a sus hijos, cuáles son sus prioridades, etc.
        NO sé si ya viste la sección del menú superior que dice HOMESCHOOLING, te invito a que explores por ahí, a que visites otros sitios. También te puede servir el libro de una amiga que se llama “Aprendizaje Supraescolar”, que aunque no es un libro católico, ayuda mucho en este proceso de decisión.
        Me imagino que estarás lejos de Guadalajara, pero te invito también a que consideres el Encuentro que se está organizando ahí del 10 al 13 de enero.
        Sigamos en contacto!!!
        Dios te bendiga!!

  3. Pingback: Planeación Paso 2: Define o redefine, junto con tu esposo, el por qué hacer homeschooling católico | Familia Católica Homeschooler

  4. Angela Maria Norato

    Buenas Tardes…Soy Angela y mama de cinco ninos en edad peescolar y primaria cambiamos de ciudad de cali a bogota y queremos ser homeschooler quisieramos saber como empezar y la escuela o metodo de inicio para empezar pronto con los niños aun no los hemos matriculado en ningun colegio porque queremos esta nueva metodologia…Donde me puedo comunicar y con quien…estamos en la ciudad de bogota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s