Traducción del capítulo 11 del libro “Catholic Homeschooling”: Enseñando a niños que aprenden diferente

IMG_2493[1]

 

Este es un capítulo que me parece muy interesante, es parte de la traducción que estamos haciendo del libro “Catholic Home Schooling  … aunque habla sobre cómo enseñar a niños que aprenden diferente debido a una discapacidad, vale la pena leerlo porque la realidad es que cada niño aprende diferente y muchos de los consejos que presenta la autora, nos pueden ser de mucha utilidad.

Gracias especiales a Mariana Perotti y Beatriz Reyes por su apoyo en la traducción de este capítulo, ¡Dios las siga bendiciendo!

Capítulo 11

Enseñando a niños que aprenden diferente[1]

Traducción de Mariana Perotti

Edición de Beatriz Reyes y Xhonané Olivas

Por Cathy Gould

La Sra. Cathy Gould es la especialista en enseñanza de discapacitados de Seton. Obtuvo su Licenciatura (B.A.) en Educación en la Universidad James Madison en 1977, y su Maestría (M.A.) en Educación con especialidad en problemas de aprendizaje y alteraciones emocionales en la Universidad George Mason en 1981. Cathy está plenamente certificada en la enseñanza de niños con dificultades de aprendizaje. Ha estado enseñando a niños con dificultades de aprendizaje y aconsejando a grupos de padres durante los últimos 16 años. Ha trabajado con las familias de Seton los pasados 8 años. Cathy es madre de tres niños.

Dificultades del aprendizaje (DA) (Learning Disabilities- LD), Trastorno hiperactivo y Trastorno de déficit de atención (TDA) (Hyperactivity Disorder and Attention Deficit Disorder-ADD) están relacionados con frecuencia con impedimentos ocultos. Identificar impedimentos educacionales tempranamente puede aliviar algunos problemas que se ven típicamente en niños con dificultades del aprendizaje, tales como baja autoestima, síndrome de fracaso y depresión.

Cuando los padres educan a sus hijos en casa, advierten en una edad temprana cuándo un niño no está progresando según los métodos tradicionales de enseñanza. Entonces, comienza la búsqueda para descubrir exactamente de qué manera aprende el niño.

¿Qué es una dificultad del aprendizaje? Hay cuatro puntos que la mayoría de los profesionales aceptarán como verdaderos para todos los individuos con DA:

  1. El individuo con DA no aprende satisfactoriamente con métodos normales de enseñanza.
  2. La causa básica de su fracaso de aprendizaje no es una falta de inteligencia normal.
  3. La causa básica no es un problema psicológico.
  4. La causa básica no es un impedimento físico.

El Acta de Educación para Personas con Incapacidades (Education for All Handicapped Children Act[2]) define una Dificultad del Aprendizaje como un trastorno en uno o más de los procesos psicológicos básicos implicados en el entendimiento o uso del lenguaje, hablado o escrito, que puede manifestarse en una capacidad imperfecta de escuchar, pensar, hablar, leer, escribir, deletrear o realizar cálculos matemáticos. DA incluye impedimentos de percepción, disfunciones cerebrales mínimas, daño cerebral, dislexia y afasia del desarrollo. Estos términos no incluyen ninguna dificultad del aprendizaje que tiene su origen en problemas de vista, oído, ni motor, ni de retraso mental, ni de desventajas culturales ni económicas.

Al evaluar a un niño para determinar si existe una DA, los profesionales buscan una discrepancia entre el potencial del niño (o cociente intelectual) y su desempeño o logros.

Los niños con DA deben tener un cociente intelectual promedio o por encima del promedio. Debajo se listan las características que pueden tener individuos con DA. Pueden notarse incluso en niños menores de 10 años.

  1. Predominio mezclado y confusión direccional. Pasada la edad de 5 o 6 años, el niño todavía parece confuso acerca de cuándo usar su mano derecha y/o izquierda para escribir, tomar objetos y comer. Algunos niños pueden tener dificultades al cruzar la línea media del cuerpo, por ejemplo puede costarles mucho tomar un objeto que está a la izquierda de su cuerpo usando la mano derecha.
  2. Concepto pobre del tiempo. Ellos no tienen sentido interno del tiempo. Tienen dificultades para estar en un horario o para programar actividades. Un ejemplo de esto puede ser que cuando tú le das 10 minutos para jugar afuera, 10 minutos van y vienen. En 30 minutos, debes ir a buscar a tu hijo, que es totalmente inconsciente de la cantidad de tiempo que ha pasado.
  3. Poderes inusuales de observación. Nada escapa a su vista. Tienen mucha complicación filtrando las cosas innecesarias y enfocando en lo que es importante.
  4. Creatividad inusual. Son capaces de ver cosas de modo muy diferente de otras personas, y de resolver problemas de una manera única. Pueden ser muy mecánicos, separar cosas y eventualmente volver a ponerlas juntas. Frecuentemente estas personas pueden ser artistas muy dotados.
  5. Parecen ser “inadaptados y solitarios”. Son frecuentemente llamados “tontos” por los otros estudiantes; las maestras suelen llamarlos vagos; pueden no entender expresiones no verbales o bromas, y pueden tener dificultades para saber qué es un comportamiento adecuado.
  6. Problemas de recuperación mental. Ellos pueden saber la palabra “rojo”, y pueden saberla desde hace mucho tiempo, pero cuando tú les estás hablando en una conversación, de repente no pueden encontrar esa palabra en el repertorio de su vocabulario.
  7. Problemas de memoria. Muchos niños con DA tienen grandes problemas para memorizar la suma, la resta, la multiplicación y división. Incluso también pueden tener problemas para memorizar listas de información, como los nombres de los planetas o de los huesos.
  8. Inversiones. Mientras que es normal en niños pequeños, no debería continuar pasados los 10 años. Las inversiones son evidentes en la escritura de palabras y números. Las letras frecuentemente cambiadas son b y d, p y q; a veces los números como 3, 7 y 9 son escritos al revés; a veces 6 y 9 son invertidos.
  9. Problemas de motricidad fina. Esto puede verse en la letra temblorosa, inapropiada formación de letras, dificultad de organización del espacio en el papel, dificultad para espaciar letras y palabras, o dificultad para permanecer entre renglones.
  10. Problemas de atención. Pueden tener dificultades para enfocarse en las tareas que están realizando, o pueden ser capaces de estar concentrados sólo en períodos de tiempo muy cortos.
  11. Secuenciación. Muchas de estas personas tienen dificultades para contar algo que les sucedió en la secuencia correcta. Pueden ir a una fiesta, y volver y contarte todo lo que pasó en la fiesta; sin embargo, la secuencia de eventos estará toda desordenada. También puede tener dificultades secuenciando la información que se les da. Consecuentemente, encontrarán difícil seguir instrucciones en orden. Pueden tener dificultad con problemas matemáticos que requieren pasos secuenciados.

Trastorno de Déficit de Atención.

En 1982, la Asociación de Psiquiatría Americana (American Psychiatric Association[3] ) definió el Trastorno de Déficit de Atención como un trastorno biológico. Esa definición es la siguiente: El niño despliega, para su edad mental cronológica, signos de desarrollo inapropiados, falta de atención, impulsividad e hiperactividad.

En 1987, el nombre del trastorno fue cambiado de Trastorno de Déficit de Atención a Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. Siguiendo al Dr. Craig Lidden, esto es una agrupación de características con raíces biológicas, tales como:

  • 1. Baja reacción (“arousal”): Estas personas muestran somnolencia durante momentos que requieren atención. Pueden estar poco alertas, poco despiertos o inquietos.
  • 2. Impulsividad.
  • 3. Distracción.
  • 4. Cortos períodos de atención.
  • 5. Control pobre: Esto es una falla para evaluar críticamente su comportamiento, lo que generalmente hace que no estén prevenidos de las consecuencias de sus acciones.

Las características generales que parecen ser aceptadas por profesionales que trabajan con TDAH son:

  • 1. Falta de atención.
  • 2. Impulsividad.
  • 3. Dificultad para postergar una satisfacción.
  • 4. Hiperactividad.
  • 5. Sobreexcitación emocional: Estas personas siente las cosas más intensamente que otras.

Por favor, recuerden que estos niños demostrarán estas características o comportamientos en una variedad de situaciones, durante un largo período de tiempo.

Materiales de aprendizaje.

Desarrollar un programa para un niño con DA o TDAH es un desafío único para los padres. Con el trabajo individual en homeschooling, muchos niños con DA o TDAH son capaces de usar un programa normal de su grado. Por supuesto, serán necesarias ciertas modificaciones. Otros niños podrían necesitar programas totalmente adaptados a sus necesidades. Pueden necesitar libros con capítulos más cortos, aunque básicamente el material sea del grado que le corresponde. Otros niños necesitan materiales con más dibujos y color. Otros pueden necesitar evaluarse más frecuentemente, incluso cada parte o cada pocas páginas, en vez de todo al final del capítulo.

Muchas compañías editoras tienen materiales que han sido específicamente diseñados para el aprendizaje de niños con discapacidad o con TDAH. Otras editoras han diseñado libros de textos “adaptadores” que pueden ser también apropiados.

Globe Publishers[4] produce una serie de libros de texto para Ciencias, Historia Americana y Geografía. Steck-Vaughn[5] publica una apropiada serie de Ciencia y Estudios sociales para el nivel elemental. Educators Publishig Service[6] ofrece materiales de calidad en deletreo, vocabulario, fonética y artes primarias del lenguaje en general. Ninguno de estos son católicos, pero raramente son anticatólicos o anti familia, sin embargo los padres deben asegurarse de leer los libros antes de dárselos a los niños.

Las preguntas que deben hacerse cuando están buscando material para su hijo son: cuál es el estilo básico de aprendizaje de tu hijo y cuál es el estilo de enseñanza del material. Por ejemplo, si tu hijo es un aprendiz auditivo,  él o ella irán bien con una aproximación a través de canciones a la fonética, mientras que si tu niño es un aprendiz visual, esa forma, no importa que fascinante pueda ser, no funcionaría para él.

Hay algunos puntos clave a considerar cuando estás creando un programa para tu hijo. El aspecto más importante a tener en cuenta son sus fortalezas y sus debilidades. Puedes desarrollar un programa basado en las fortalezas de tu hijo, y usando esas fortalezas, puedes reforzar las áreas más débiles.

Si tu niño tiene una debilidad particular, lo más importante que hay que hacer es encontrar la forma de utilizar el material con éxito. Por ejemplo, si tienes un niño que tiene problemas de memoria con las matemáticas, trabaja en la memorización de las operaciones usando una variedad de materiales, tales como trabajos prácticos. Al mismo tiempo, puedes tomar unos pocos minutos cada día y enseñarle otros conceptos matemáticos, tales como tiempo o medidas.

Si tu hijo no sabe las operaciones de multiplicación (tablas), pero le estás dejando llegar a los números de tres dígitos en problemas de multiplicación de tres dígitos usando una calculadora, como por ejemplo 324 x 436, en vez de hacer que marque cada número completo y multiplique, haz que el niño haga el problema paso a paso, para que esté multiplicando como lo haría en el papel. La única razón por la que necesita una calculadora es para las operaciones de multiplicación básicas. Cuando tu niño aprenda las multiplicaciones, todavía será capaz de realizar ese tipo particular de problemas de multiplicación. Si tú le dejas marcar el número de tres dígitos, él no estará aprendiendo cómo multiplicar esos números manualmente.

Problemas de memoria.

Para niños que tienen problemas de memoria, una buena técnica es desarrollar un sistema de tarjetas de apoyo. Compra tarjetas de índice con espiral que son de 5 x 8 ó 4 x 6, o puedes hacer agujeros en tarjetas de índice individuales y sujetarlas con un aro de cuaderno. Presentada la lección, haz que tu hijo la repita con sus propias palabras. Mientras la repite, escribe los puntos clave en un papel o pizarra, y codifica con color las diferentes partes de lo que sea que estén trabajando. Por ejemplo, cuando se presente la multiplicación de tres dígitos con el problema 324 x 436, codifica el “6” en un color, usa flechas dibujadas con el mismo color para indicar qué multiplicar (6 x 4, 6 x 2, 6 x 3), y usa el mismo color para escribir las direcciones de esos pasos. Luego, escribe el “3” en otro color y dibuja flechas usando el mismo color para designar qué multiplicar (3 x 4, 3 x 2, 3 x 3). Escribe todas las instrucciones pertenecientes al “3” en el mismo color. Utiliza el mismo proceso para multiplicar el “4”. Recuerda escribir el signo de adición en un color distinto.

En problemas de división, haz que tu hijo use lápices de color para las diferentes operaciones. Así, el resultado de la división será de un color, el de la multiplicación en otro color, el de la resta en un tercer color. Las palabras que digan qué hacer en cada paso deben corresponder con cada color. Puedes usar este sistema para matemáticas, deletreo de palabras, gramática, o cualquier otro tema. Algunos padres utilizan tarjetas de apuntes en Ciencia o Historia, para ayudar a los niños a memorizar listas de información.

Problemas de escritura.

La computadora es una  herramienta valiosa para estudiantes con problemas de escritura y motricidad fina. Algunos estudiantes tienen problemas con la formación de las letras, o espaciar letras y palabras en el papel. La mayoría de los niños disfruta de trabajar en la computadora, y los que tienen problemas de motricidad fina encuentran que les ayuda a evitar algo que es una dificultad natural para ellos. La computadora posee grandes funciones; el modo de edición permite a los niños mover y reorganizar información sin tener que reescribirla. El corrector de palabras ayuda a los niños que tienen problemas de ortografía.

Una grabadora es otra ayuda para niños con problemas de tipo escritura-lenguaje. Algunos simplemente no pueden usar el papel y lápiz para escribir palabras en papel. Si les dices que te cuenten una historia, son maravillosamente creativos; pueden darte historias muy imaginativas, largas, profundas, con un vocabulario maravilloso. Sin embargo, pon un lápiz en sus manos y no lo podrán hacer. Para estos niños, darles una grabadora es una estupenda manera de sortear los sentimientos negativos asociados con la idea de tratar de escribir. Una vez que el niño dejó sus pensamientos en la grabadora, puede volver y escribir esos pensamientos en la computadora.

Estilos de aprendizaje.

Una de las cosas más importantes que debes tener en mente cuando diseñas un programa para tu niño con DA, es cuál podrá ser su mejor estilo de aprendizaje. Por ejemplo, si un niño es principalmente un aprendiz auditivo, más que visual o táctil, él aprende mejor escuchando. Entonces, utiliza materiales con los cuales puedes hacer más enseñanza auditiva. La mayoría de las personas aprenden mejor con una presentación multimodal, combinando lo auditivo, lo visual y lo táctil.

Los niños con problemas de aprendizaje necesitan repetición. Sé repetitivo. Si un niño tiene problemas con las operaciones de multiplicación, vuelve una y otra vez sobre ello, unos pocos minutos cada día, quizás varias veces al día, usando diferentes técnicas. Utiliza tarjetas brillantes una vez, hojas de ejercicios otra, un juego la siguiente vez.

Cuando hablo sobre ser repetitivo, estoy también hablando de trabajar “en espiral”. Si algo ha sido presentado previamente en el año, y el niño ha mostrado dominio del tema, no lo abandones. Trata de incorporar esa información en lecciones futuras, ya sea como parte de la nueva lección o como repaso. Por ejemplo, si has enseñado la suma, resta y multiplicación y ahora estás trabajando con la división, cada una de esas habilidades está incluida en la división. No necesitarías hacer realmente una revisión específica, entonces sigues adelante a fracciones, entonces podrías tener uno, dos o tres problemas al día que podrían considerarse repaso. No utilices los problemas de repaso; mantenlos limitados a tres o cinco, dependiendo del tiempo de trabajo confortable para el niño.

Los niños con DA o TADH necesitan de estructura. Muchos de ellos, como se mencionó antes, no tienen concepto del tiempo, y generalmente necesitan tener un horario, y a veces también un cronómetro. Una de los beneficios del homeschooling es la habilidad de tener flexibilidad. Entonces cuando digo “estructura, estructura, estructura”, algunos padres harán muecas; sin embargo, eso es lo que los niños necesitan. Necesitan levantarse a la misma hora cada mañana, y tener la misma rutina durante la mañana. Deberían comenzar su trabajo escolar al mismo tiempo todos los días, y deberían saber que estudiarán las mismas materias primero, segundo y tercero.

Para el niño que tiene dificultad para mantenerse en una tarea por algún período de tiempo, podrías intentar cronometrar el rato. Encuentra el rango de trabajo cómodo para tu hijo. Si tu hijo realiza su tarea por siete minutos, entonces marca el cronómetro en siete minutos. Muchos niños necesitan un refuerzo concreto, entonces una cosa buena para hacer es armar un organigrama y cortar el día escolar en tiempos de siete minutos y pegar una calcomanía o estrella por cada siete minutos que tu niño se mantiene trabajando. Deja que el niño se levante al final de los siete minutos y pon una calcomanía/estrella en el organigrama, vuelve y comienza de nuevo. Generalmente, es suficiente con un pequeño corte para permitirle al niño comenzar de nuevo el trabajo sin haberse distraído mucho.

Incentiva a tu hijo para el éxito. Asegúrate de que tu niño entiende qué es lo que esperas. Cuando haces una presentación, haz que el niño repita con sus propias palabras un resumen de lo que él cree que se supone que debe saber. Si le das instrucciones, haz que el niño repita las instrucciones. Si el niño debe realizar problemas matemáticos, muéstrale un ejemplo, y luego haz que él haga uno mientras tú observas. Asegúrate que tu niño puede hacer bien independientemente la tarea que estás tratando de que realice.

Para un niño que tiene dificultad con la escritura, considera que realice la tarea oralmente. Eso hará que el trabajo sea completado y que tu hijo se sienta satisfecho, y tú estarás todavía recibiendo una respuesta a la materia dada. Si necesitas una respuesta escrita, puedes escribir lo que tu niño contesta.

Presentar exámenes pueden ser un área difícil para los niños con necesidades especiales. Como padre homeschooler, puedes ser más flexible que un maestro en el aula. La evaluación puede realizarse con cintas de audio, de video, cantando o con representaciones teatrales. Utiliza cualquier manera que tú creas que mostrarán que el niño domina el tema.

Si estás en una situación en la que necesitas hacer un examen tradicional, tanto para enviar a tu escuela o porque haces homeschooling y necesitas de evaluaciones, adapta el ambiente del examen. No exijas límites de tiempo. Toma períodos cortos de evaluación en varios días.

Lee el examen y las preguntas a tu hijo. Lo que estás evaluado son las habilidades presentadas en el examen, y no su habilidad para leer y para interpretar qué es lo que se pregunta. Si es necesario, deja que tu niño dé las respuestas oralmente, y luego escríbelas tú mismo.

Otra manera en que se puede cambiar el formato de la evaluación es cambiar el examen, pasando de una respuesta corta, o un “completar el espacio en blanco”, o un ensayo, a la respuesta múltiple (multiple choice). Muchas veces los niños se llevan bien con la respuesta múltiple; ven la respuesta, y la saben. Pero hay niños que no van bien con las respuestas múltiples porque son muchas opciones. Si tu niño es de esos, yo dejaría las opciones sólo en dos. Tal vez tu hijo vaya bien con un ensayo; deja que te cuente lo que ha aprendido en el capítulo. Encontrarás que verdaderamente te da más información que la que le pregunta el examen.

Un diagnóstico privado por sus discapacidades de aprendizaje es muy caro; por lo tanto, puede ser que quieras estar dentro del sistema educativo del gobierno. Sólo ten en cuenta que, si quieres estar en el sistema escolar, es bueno hablar con otras familias homeschoolers de tu localidad para ver cómo ha sido su experiencia al exponerse al sistema educativo. Algunos de los sistemas educativos del país creen que si tienes un niño discapacitado, ellos tienen el derecho a educarlos porque son profesionales. Entonces, si vas a proseguir con la evaluación, sólo asegúrate de contactar a otras familias homeschoolers para preguntarles sobre la filosofía de la escuela local sobre losniños con necesidades especiales.

Homeschooling.

Básicamente, hay muy buenas razones por las que deberías educar en casa a un niño con necesidades especiales. Las escuelas TRATAN de dar a tus hijos educación personalizada; tú PUEDES darle educación personalizada. Tú puedes llevar adelante un programa que está diseñado para las necesidades especiales de tu hijo, y tú puedes estar ahí, individualmente, para darle al niño la atención y la ayuda que necesita.

Hay muchos recursos disponibles para ti y para tu hijo. A veces puede ser una ventaja tener a tu hijo formalmente evaluado así para poder acceder a esos recursos. Algunos de esos recursos son libros de textos en audio para los ciegos. Algunos sistemas educativos permitirán a los niños presenciar clases especiales (resource classes) de lenguaje, o clases especiales para problemas de aprendizaje, si ellos están formalmente identificados como niños con problema de aprendizaje.

Hay algunas leyes que protegen a los niños con necesidades especiales, como la Ley Pública 94-142[7], y más recientemente la 504, que ayudan a los padres homeschoolers con un niño con necesidades especiales, a que tome uno o dos servicios especiales en una escuela, tales como terapia ocupacional, terapia del habla, y clases especiales. Por supuesto, la decisión de utilizar la escuela pública debe ser abordada con cautela y oración.

El homeschooling libra a tu hijo de la presión de los compañeros de grupo. En muchas ocasione, a los niños se les ridiculiza o se les molesta en las escuelas porque no pueden seguir instrucciones o porque no siguen conversaciones. Generalmente se ven como socialmente diferentes. Sacando al niño de la escuela, serás capaz de darle una socialización más adecuada en otros contextos, como “Boy Scouts”, “clubs 4-H”, un coro, o lecciones de música.

Las investigaciones muestran que una proporción considerable de la delincuencia o crimen juvenil que se comete en Estados Unidos, es realizada por niños con problemas de aprendizaje. La última cosa que necesitas para un niño que ya tiene problemas es que se vea envuelto en una situación de drogas. El uso de drogas ilegales  puede destruir al niño que tiene problemas de percepción y atención.

Algunos padres piensan que tener a sus hijos en casa, les da la oportunidad de motivarlos a aprender. Los niños en situación escolar muchas veces adquieren un síndrome de fracaso, pero en casa puedes darle apoyos positivos y situaciones de aprendizaje exitoso.

Tu niño tiene necesidades especiales, y tú lo conoces mejor que nadie. Tú has invertido más que nadie en hacer que tu hijo sea exitoso y que se sienta bien consigo mismo. Tú tienes el amor y la paciencia para que sea exitoso. Podrá no ser el trabajo más fácil del mundo, pero tú puedes educar en casa a un niño con necesidades especiales. Y tu niño especial necesita el amor y la paciencia que solo tú, como padre, le puedes dar.

[1] Traducción de  Mariana Perotti de Rodríguez  perotti.mariana@gmail.com. Edición de Beatriz Reyes Uribe beatrizreyesoribe@gmail.com y  Xhonané Olivas xolivas@familiacatolica.org

[2] http://www.scn.org/~bk269/94-142.html Ahora se llama “Individuals with Disabilities Education Act”. Definición y enlaces a otros sitios relacionados.

[3]http://www.psych.org/home/search-results?k=attention%20deficit%20disorder Información sobre el Transtorno del Déficit de Atención de la Asociación.

[4] No se encontró ningún sitio que se refiriera a esta editorial.

[5]http://www.steckvaughncatalog.com/ sitio web con catálogo

[6]http://www.nestlearning.com/educators-publishing-service_s337.aspx sitio en donde venden sus libros

[7]http://www3.nd.edu/~rbarger/www7/pl94-142.html  sitio web con descripción de la ley

Una respuesta a “Traducción del capítulo 11 del libro “Catholic Homeschooling”: Enseñando a niños que aprenden diferente

  1. Pingback: Traducción del Libro “Catholic Home Schooling” de Mary K Clark | Familia Católica Homeschooler

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s