Archivo de la categoría: Homeschooling

¿Qué son los Grupos de Apoyo?

HPIM0586

¿Qué es un grupo de Apoyo? ¿Qué tipo de grupos hay? ¿Qué tan valioso es ser parte de uno? ¿Qué actividades se realizan en ellos? ¿Cómo puedo empezar uno? … estas son algunas de las preguntas que me han hecho y que trataré de contestarlas, aunque te prevengo que no soy experta, lo que te quiero compartir aquí es sólo mi experiencia por si te es de utilidad. Esta información es parte de una plática que he dado en algunos encuentros para homeschoolers sobre Grupos de Apoyo.

En lo personal, te puedo decir que ha sido una bendición para mí y para mis hijos ser parte de diferentes grupos a lo largo de nuestro caminar como familia que educa en casa.

¿Qué es un Grupo de Apoyo?

Es un grupo de familias que:

  • se reúnen en forma regular y comprometida, para complementar la educación de sus hijos, según sus necesidades.
  • Los padres de familia comparten sus habilidades y unen esfuerzos para enriquecer el aprendizaje del grupo y aprender unos de otros.

¿Cuáles son los objetivos de un Grupo de Apoyo?

  • Proveer un ambiente con valores, creencias, conductas y objetivos similares.
  • Unir esfuerzos.
  • Ofrecer oportunidades de convivencia
  • Tener acceso a excursiones de grupo.

Tipos de grupos

En esta gráfica trato de representar los diferentes tipos de grupo en los que he estado, asi como su frecuencia:

GA1

Los grupos académicos “principales” son los que se enfocan a clases como matemáticas, ciencias, escritura, literatura, etc. Es decir, todas aquellas materias centrales a la educación de los hijos.

Picture2

En cuanto a los grupos académicos “secundarios” son todas aquellas clases deseables que son, más bien, complementarias a la educación central o principal, como: arte, música, teatro, fotografía, declamación, etc.

Picture1

Los grupos deportivos son grupos exclusivos al deporte, es decir, sólo se reúnen para entrenar o para algún partido. El compromiso de las reuniones depende de la formalidad del equipo: algunos grupos  prefieren sólo entrenar y jugar de manera informal; otros son más serios y prefieren jugar competitivamente. Mucho depende de las familias organizadoras.

Los grupos de excursiones programan salidas regulares cada mes y normalmente piden a los miembros que se comprometan a coordinar una excursión cada cierto tiempo (esto depende del número de familias involucradas). Fuera de esto, no hay otro compromiso. Las familias son libres de ir a las excursiones que deseen, según les convenga.

Picture3

Los grupos de actividades mixtas, pueden tener un poco de todo. Estos grupos pueden limitarse a una clase principal, una secundaria y excursiones, o dos clases secundarias y un deporte, etc. Mucho depende de los intereses y necesidades de las familias involucradas. Esto de define al principio del año.

Picture4

Finalmente, los grupos que trabajan con universidades, son familias que buscan trabajar en equipo con profesores o estudiantes universitarios en beneficio mutuo. Por ejemplo, en nuestra universidad, existe la carrera de licenciado en educación y ,normalmente, los estudiantes necesitan cumplir con cierto número de prácticas con estudiantes al semestre. De esta manera, ellos organizan diferentes actividades para las familias a lo largo del año y nosotros los ayudamos atendiendo lo que ellos organicen. Para esto, se requiere un contacto en la universidad y estar al pendiente del tipo de actividades que quieren ofrecer para decidir si es relevante para el grupo de familias. Para nosotros ha sido muy positiva esta experiencia.

ga2

Sugerencias para empezar

  • Orar y ponerse en manos de Dios.
  • Hacer una lista de necesidades.
  • Clases, frecuencia, recursos, lugar, finanzas, etc.
  • Buscar familias afines a la tuya y a las edades de tus hijos (¡puede ser sólo una!)
  • Invitar y hacer una propuesta.
  • Involucrar a todos los adultos (¿cuáles son sus habilidades?)
  • Planear con ellos el calendario de reuniones.
  • ¡Ser flexible para hacer cambios en la marcha!

Conclusiones

  • No hay un formato establecido, ni tamaño ideal de grupo, ni número o tipo de clases definido.
  • ¡Todo depende de las necesidades, recursos y nivel de compromiso de las familias!
  • Hay que buscar familias afines.
  • Los grupos de apoyo son un pilar en el crecimiento del homeschooling en EU.
  • Los grupos de apoyo proveen de innumerables oportunidades de desarrollo personal, académico y social.

Planeación Paso 8: Organiza el lugar de estudio

IMG_8872

¿Te sientes satisfecha con el área de estudio que tienes?, ¿Lo tienes organizado como te gustaría?… Si tu respuesta es no, ¡date la oportunidad de hacerlo! Sobre todo antes de empezar el nuevo ciclo escolar. No sé si te ha pasado, pero hay cosas que si no se hacen con tiempo,  muy difícilmente se hacen después. Igual que en otras áreas que ya he comentado, escritorios  desordenados, la acumulación de material que no se usa, las pilas de papeles, juguetes por todos lados, etc… nos pueden quitar la paz y nos distraen de lo verdaderamente importante.En este paso, quiero darte ideas para organizar tu área de estudio (nosotros le llamamos “escuelita”) para que te facilite tu homeschooling.

¿Cuál es el salón perfecto?

El salón perfecto es el que está diseñado para satisfacer las necesidades de tu familia. ¡Te sorprenderás de la variedad de estilos, tamaños y preferencias que hay entre las familias que educan en casa! El éxito del homeschooling NO depende del tamaño del área de trabajo, ni de la cantidad de material que tengas, ni de los muebles que puedas comprar… primero que nada, hay que hacer la paz con lo que tenemos, no hay que desear no lo que no es posible (ya sea económicamente o por espacio).

El año pasado leí un libro que se llama “The Organized Homeschooler” de Vicki Caruana. Me llamó algo que dijo al respecto:

“Ya sea que tengamos mucho o poco, el espacio debe servir a nuestras necesidades, no nosotros al espacio”

De verdad que esta idea me ayudó mucho a reflexionar sobre cómo estaba usando mi espacio en general. Creo que estas son palabras de sabiduría; no importa el tamaño de la casa, lo que importa es, si la manera en que uso mi espacio, sirve a mis necesidades y a las necesidades de mis hijos. Recuerda que nuestro estilo de vida no es el tradicional, nuestra casa debe de reflejar un ambiente que invite al aprendizaje y que muestre lo que se ha aprendido, ¡a lo sniños les gusta ver su trabajo en algún lugar especial!

Algunas preguntas que me hice, inspiradas en este libro y que me ayudaron a decidir cómo usar mi espacio, fueron:

  • ¿Me importa tener el material de la escuela de los niños en el comedor o en la sala?
  • ¿Invitamos amigos/familia en forma regular y me toma mucho tiempo recoger antes de que lleguen?
  • ¿Prefiero que mis hijos terminen su escuela antes de cualquier compromiso, o no me importa si dejan las cosas a medias para terminarlo después?
  • ¿Me gusta utilizar la pared para desplegar cosas importantes?
  • ¿A mis hijos les gustan las manualidades y el arte?
  • ¿Necesito tener la computadora cerca del área de estudio?
  • ¿Me importa utilizar este cuarto (hablando de cada cuarto de la casa) de otra manera? ¿puede dejar de ser sala, comedor, recámara…etc.?
  • ¿Me importaría que los niños compartan cuarto para tener un cuarto disponible como biblioteca o área de trabajo?
  • ¿Podría utilizar algunas mamparas para limitar el área de trabajo de los niños?
  • ¿Me importaría quitar decoraciones en alguna pared y utilizarla para material de aprendizaje?
  • ¿Podría tener un librero en cada cuarto si es necesario?

Cuando te hagas estas preguntas, date un paseo por tu casa, observa cada cuarto, imagina nuevas posibilidades, considera nuevas opciones… platícalas con tu esposo y revisa tu presupuesto para que puedas tomar decisiones. No te desanimes si no puedes hacer todo rápido. Nosotros nos tardamos dos años en acondicionar nuestra nueva escuelita, pero valió la pena, ¡me encanta! y lo mejor de todo, ¡a mis hijos también les encanta! Espero mostrartelo pronto.

Aprovecho para mostrarte algunas áreas de trabajo de familias homeschoolers que he encontrado y que me han parecido fabulosas, ojalá te sean de inspiración. Algunas de estas familias usan recámaras, salas, comedores, etc:

 

Holy Family Classical Academy, tiene un super salón, enorme y super organizado. Liz, la autora de este blog, me ha inspirado mucho a ser organizada y siempre comparte ideas geniales. Este es el salón de su nueva casa, ¿a poco no le quedó super?

Family at the Foot of the Cross, también tiene un salón padrísimo. Me encanta que Tiffany es muy detallista, ya lo verás en sus fotos, esta es sólo una de ellas:

Wildflowers and Marbles, es uno de los salones con más material que he visto. Admiro a Jen por lo bien que lo organizó cuando lo tenía, ahora que remodeló su casa hizo cambios, pero de cualquier manera, creo que vale la pena ver su antiguo espacio de estudio.

IMG_3353_thumb

Este es el salón de Erica, autora del blog Confessions of a Homeschooler. Me gustó mucho el escritorio para cuatro personas en medio del cuarto, eso da espacio para trabajo en equipo.

img_5853

Jessica de Shower of Roses, tiene un cuarto muy bello y muy ordenado, ¡me encanta que su toque católico! , ¡todo lo que ella hace es inspirador!

Homeschool Classroom Logo_thumb[2]

Melissa, en su blog Home grown Catholics, comparte cómo fue evolucionando su área de estudio y todos los intentos que hizo para buscar la mejor manera de que sus hijos se concentraran en su trabajo. ¡Excelente testimonio!

¡Mucho ánimo! ¡Dios te bendiga!

recordatorios espacio

¡Todo con la gracia de Dios, nada sin ella!

Xhonané

Planeación Paso 6: Consigue un calendario católico y marca todas las fechas importantes

IMG_8846

En este paso, trataré de abarcar no sólo las fechas litúrgicas, sino lo que se relaciona con el año escolar, en particular el calendario académico y los horarios semanales.

Con los años he aprendido que si algo no está en el calendario, y más aún , en mi agenda diaria, ¡no sucede! Esto lo he comprobado una y otra vez, por eso ahora hago todo lo posible por llevar mi calendario conmigo a todas partes… uno nunca sabe cuándo se presenta un compromiso o una oportunidad de ir a algún lado. Este es definitivamente un buen hábito a tener.

¿Qué hago con el calendario?

  • Cada mes veo qué fiestas o solemnidades se celebran y marco aquellas que sé puedo celebrar con mi familia. Esto me ayuda a planear y a asegurarme de que tengo lo necesario para ese día. Sin embargo, no siempre celebro cada año las mismas fiestas porque a veces estamos de viaje o tenemos actividades que no nos lo permite. En el blog de Familia Católica, puedes ver, mes a mes, muchas de las ideas que he compartido para celebrar el año litúrgico, por si te es de utilidad.
  • Anoto todo lo relacionado con nuestra parroquia: las misas en las que tenemos que servir, hora santa, confesión, actividades, retiros, conferencias, etc.
  • Anoto todo lo relacionado con lo académico: reuniones de grupo de apoyo, excursiones, clases extracurriculares (música, deportes, clubs, etc), reuniones con nuestra evaluadora, ferias de ciencias, vacaciones, etc…
  • Anoto los compromisos con otras personas: invitaciones a comer, cumpleaños, celebraciones informales, días de campo, etc.
  • Por último, también anoto posibles compromisos y les pongo un signo de interrogación, para saber que están pendientes de confirmar.

¿Por qué es útil hacer esto?

Te cuento que he usando agenda desde que era soltera y he visto lo útil que es, sin embargo, también he tenido años en los que he dependido sólo de mi memoria… y ¡ha sido desastroso! Muchas, pero muchas veces quedé mal, agendé dos cosas al mismo tiempo, se me olvidaron cosas, etc, etc, etc. Esta situación me hizo sentir terrible y me quitó la paz. Una y otra vez he tenido que recordarme a mí misma que NO debo depender de mi memoria. Por  eso he hecho una prioridad anotar todo, absolutamente TODO en mi calendario, y cargar con él a todos lados.

También me ha ayudado a discernir qué cosas agendar. Yo tiendo a emocionarme con muchas cosas y quisiera llevar a mis hijos a todas las actividades educativas que me encuentro, pero cuando veo el calendario como un todo, me he ayudado a reconocer que no siempre es posible. ¡Hay que valorar nuestras fuerzas y nuestros recursos! Si lleno el calendario con muchas actividades lo que va a pasar es que voy a acabar exhausta y me voy a desanimar porque no voy a poder cumplir con mis expectativas.

Tener un calendario, te da un sentido de orden y control sobre tu tiempo. Dios es un Dios de orden, él quiere que nosotros también tengamos orden en nuestra vida y que seamos buenos administradores de nuestro tiempo. Si no tienes esta costumbre, te invito a que pruebes y veas la diferencia. ¡La paz que se siente es maravillosa!

Calendario académico

Te recomiendo también que tengas un calendario general en donde marques cuándo empiezas y terminas el año, cuándo tendrás clases y cuándo vacaciones. Este te va ayudar a asegurarte de que cumples con los requisitos de tu Secretaría de Educación. En mi caso, yo debo cumplir con 180 días de clases (casi siempre hacemos más, porque también cuento las excursiones y paseos educativos que tenemos en el verano). Además, te ayuda a asegurarte de que tienes suficiente tiempo para avanzar lo más que se pueda en ese año.

Normalmente tratamos de tener vacaciones alrededor de Navidad y Semana Santa para poder enfocarnos a esos días santos y como trato tener dos semanas en cada uno, no nos da tiempo de tener puentes. Esa es mi preferencia, pero claro, cada familia decide lo que es mejor para su ella. Eso es lo bueno del homeschooling, que tenemos libertad de cuándo tener nuestras clases y qué tipo de clases también, no estamos forzados a estar en un salón.

IMG_8807

Algunas ideas para calendarios católicos académicos en tu homeschooling:

Agenda semanal

Otra cosa que te quería comentar en esta sección es sobre la agenda semanal. Varias veces me han preguntado si es necesario llevar un horario en el homeschooling. Esta es una excelente pregunta y honestamente, no me atrevo a dar un consejo en particular porque depende del método de enseñanza que utilices, del currículo y de la preferencia de tu familia. Lo que te puedo decir es que, por mi personalidad, a mí me ayuda muchísimo tener cierto tipo de horario (he probado varias versiones a lo largo de los años).

¿Cómo saber si necesitas un horario? Lo que he visto es que mucho es a prueba y error, es decir, simplemente empieza de la manera que creas más conveniente (ya sea con horario o sin horario) y ve cómo se van dando las cosas. El fruto debe ser ¡la paz! Algunos años he tenido horarios muy rígidos, luego me relajo, luego he vuelto al horario y total que lo voy cambiando según lo necesito. Pero la verdad es que, cuando tengo un horario, todos en casa somos más productivos. No sé si sean los genes o qué, pero lo he comprobado muuuchas veces, si mis hijos no tienen algún tipo de horario o un tipo de guía,pierden el tiempo muy fácilmente y yo siento que no hemos hecho nada.

Algunas ideas que te pueden servir para esto:

IMG_8877

También he usado horarios impresos que hago y que le doy a cada hijo con lo que tienen que hacer. Cabe aclarar que los horarios no son ley, hay que ser flexible, pues habrá días de excursión, de grupos de apoyo, de enfermedades, de necesidades familiares, etc.

 

Por mucho años, yo tuve la meta de terminar todos los libros y todos los materiales que compraba para mis hijos, y básicamente el año terminaba cuando eso sucedía. Recientemente, he evaluado esa “política personal” y con la ayuda de mi evaluadora, he llegado a la conclusión de que no es necesario. ¿Por qué? Porque en muchas ocasiones nos sentimos abrumados queriendo terminar absolutamente todo. No sé si sean los “años acumulados” jejeje o qué, pero he empezado a ver las cosas diferente. En mi estado (Pennsylvania), de hecho, sólo tengo la obligación de reportar por lo menos el 75% de los objetivos, y eso es lo que muchas escuelas hacen. El año pasado fue el primer año que hice esto, y aunque me costó trabajo, creo que fue lo mejor. El resultado fue que mis hijos terminaron contentos y sin la presión de terminar todo. Necesitamos darnos un colchón en el alcance de nuestros objetivos, la realidad es que vamos a tener días en los que no vamos a poder hacer nada o simplemente no vamos a avanzar como queremos.

Bueno, esto es todo por ahora, espero que te sea de utilidad. Pidamos a Dios que nos dé sabiduría para saber cómo guiar a nuestros hijos en el manejo de su tiempo y que sepamos ser ese “siervo bueno y fiel” que modele cómo ser eficiente, responsable y diligente en nuestro día a día. Empecemos por nosotras mismas, ¡busquemos la forma que mejor nos ayuda a tener control de nuestra vida, nuestra casa, nuestra escuela!…

¡Dios te bendiga!

planeación

¿Quieres saber más sobre cómo planear tu homeschooling católico?

¡Todo con la gracia de Dios, nada sin ella!

Xhonané